martes, 27 de julio de 2010

El Rey Infeliz

Clica Aquí Para Leer este Cuento

Esta era una vez un rey que estaba en busca de la felicidad ya que aun cuando tenía todos los placeres a su alcance debido a su inmensa riqueza, siempre se sentía vacio y nunca estaba satisfecho con lo que poseía. Tal era su infelicidad que admiraba a uno de sus sirvientes más pobres, que sin importar su condición económica, irradiaba dicha y gozo sincero por la vida. Motivado por lo anterior, fue con el sabio del reino a solicitar su consejo y le pregunto: ¿Cómo es posible que uno de mis sirvientes, aun siendo pobre sea más feliz que yo, el gran rey? El sabio hizo una pausa y le contesto: Para poder explicarte la razón de tu infelicidad y de casi todos los hombres, necesito que comprendas EL EFECTO 99. ¿Y qué significa eso? pregunto el rey. Para que lo puedas comprender necesito que consigas un costal con 99 monedas de oro. Ya que lo hayas conseguido ven y podré explicarte. El Rey ni tardo ni perezoso fue de inmediato a conseguir lo que el sabio le había pedido y regreso con el. El sabio le dijo que lo que seguía para poder comprender EL EFECTO 99 era que siguieran a escondidas al sirviente hasta su casa, cosa que hicieron esa misma noche. Cuando el sirviente entro a su casa, el sabio puso el costal con las 99 monedas en el piso de la entrada de su casa, toco a la puerta y corrió a ocultarse junto con el rey. Cuando el sirviente salió, dio vueltas alrededor sin encontrar al causante de la llamada, luego volvió su mirada hacia abajo y vió el costal, lo recogió y se metió de nuevo en su hogar. El sabio y el rey prosiguieron a espiarlo desde la ventana. Cuando abrió el costal, el sirviente quedo asombrado con su contenido, estaba encantado y sin perder tiempo comenzó a contar todas las monedas. Cuando terminó el conteo, se rascó intrigado la cabeza y comenzó de nuevo el conteo ya que el suponía que le hacía falta una moneda para completar las 100. Al terminar el segundo recuento el sirviente se desespero y comenzó a buscar debajo de la mesa sin rastro alguno de esa moneda “perdida” por lo que comenzó a angustiarse. Fue entonces cuando el sabio le dijo al Rey: Te das cuenta, eso es justamente a lo que me refería con el efecto 99. El sirviente, al igual que tu, han dejado de valorar la mayoría de sus bendiciones para enfocarse en los pequeños detalles que “creen” les hacen falta. En ello radica la infelicidad del ser humano.
Moraleja: ¡Tienes una infinidad de cosas por las cuales estar agradecido con la vida y en lugar de ello, has decidido enfocarte en tus penas!
Autor Desconocido.

13 comentarios:

  1. HOLA AMIGOS MIOS OS AGRADEZCO ENORMEMENTE DE TODO CORAZON QUE SIGAIS POR AQUI AUNQUE YO NO PUEDA VISITAROS LLEGO MUY CANSADA DEL TRABAJO Y SOLO SACO UN POQUITO DE ANIMO PARA SUBIR PARA VOSOTROS MIS IMAGENES Y CONTAROS UN CUENTO, QUIERO PASAR POR VUESTROS ESPACIOS Y VER QUE HACEIS PERO DE MMENTO ME ES IMPOSIBLE MI TRABAJO TEMPORAL DE LAS TARDES LO ACABARÉ PARA SEPTIEMBRE CREO Y APARTIR DE AHÍ VOLVEREIS A TENERME CON VOSOTROS COMO YO QUIERO.

    BESOS EN EL VIENTO Y BUENA SEMANA TENGAIS TESOROS MIOS.

    YESI

    ResponderEliminar
  2. Hola cielo precioso cuento nos dejas
    un beso corazon pasate cuando puedas

    ResponderEliminar
  3. Tranquila amiga, todos pasamos por situaciones en que podemos más o menos menearnos por este mundo de la blogosfera. Lo importante es no abandonar.

    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  4. Hola Yesi, un cuento precioso y una realidad de la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Precioso cuento Yesi. No te preocupes corazón se entiende que apenas tengas tiempo, yo ahora tenga algo más, sólo por estas fechas.
    Un besote muy grande amiga.

    ResponderEliminar
  6. Hola Yesi, despues de un mes fuera ya de regreso paso a saludarte, descansa, que en la vida no solo es trabajar, cuidate, un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  7. Hoy, 29 de julio, es mi santo, pues mi verdadero nombre es Marta, y me gustaría que pasases por mi rinconcito a recoger un humilde regalo que me gustaría compartir contigo…

    Un beso de alegría y una flor de celebración…

    ResponderEliminar
  8. Hola me da mucho gusto saber eso, me encantan tus historias y me gustaria que te dieras una vuelta por mi blog para que checaras una historia que estoy escribiendo. Que te vaya bien con el trabajo.

    ResponderEliminar
  9. excelente moraleja, como todas las que nos compartes.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Hola haermosa Yesi, ya pronto llega septiembre y tendrás un poquito más de tiempo, mientras seguimos leyendo tus cuentos que son preciosos, descansa que tambien es necesario.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  11. Aquí estoy, rauda y veloz!!!

    El link de la entrada es:

    http://almacorazonypluma.blogspot.com/2010/07/regalo-sorpresa-hoy-29-de-julio-es-mi.html

    Pasa cuando quieras a recoger el regalo, me haría mucha ilusión...

    Un beso y una flor!

    ResponderEliminar
  12. Gracias corazones por pasar por dejarme vuestra luz y dulces palabras, me alegro enormemente teneros como amigos y haberos conocido.

    Besos en el Viento, y un fuerte abrazo.

    Yesi

    ResponderEliminar
  13. Jjajajajaj me gusta siempre la rapidez que tienes amiga mia eres un sol cielo. Cuidate

    ResponderEliminar

Dejame tu Comentario Tesoro, Te lo Agradezco Enormemente, Ya que este Espacio se Alimenta de Ti.

Te Espero Pronto.

Besos Voladores y un Fuerte Abrazo.

 
Espero que te haya gustado, ¡Hasta pronto!
Escritorio | Edicion Entradas | Edicion Páginas | Diseño | Edición HTML
Blog adaptado por