lunes, 25 de octubre de 2010

Las Semillas

Clica Aquí Para Leer este Cuento

Hubo una vez 4 semillas amigas que llevadas por el viento fueron a parar a un pequeño claro de la selva. Allí quedaron ocultas en el suelo, esperando la mejor ocasión para desarrollarse y convertirse en un precioso árbol. Pero cuando la primera de aquellas semillas comenzó a germinar, descubrieron que no sería tarea fácil. Precisamente en aquel pequeño claro vivía un grupo de monos, y los más pequeños se divertían arrojando plátanos a cualquier planta que vieran crecer. De esa forma se divertían, aprendían a lanzar plátanos, y mantenían el claro libre de vegetación. Aquella primera semilla se llevó un platanazo de tal calibre, que quedó casi partida por la mitad. Y cuando contó a las demás amigas su desgracia, todas estuvieron de acuerdo en que lo mejor sería esperar sin crecer a que aquel grupo de monos cambiara su residencia. Todas, menos una, que pensaba que al menos debía intentarlo. Y cuando lo intentó, recibió su platanazo, que la dejó doblada por la mitad. Las demás semillas su unieron para pedirle que dejara de intentarlo, pero aquella semillita estaba completamente decidida a convertirse en un árbol, y una y otra vez volvía a intentar crecer. Con cada nuevo ocasión, los pequeños monos pudieron ajustar un poco más su puntería gracias a nuestra pequeña plantita, que volvió a quedar doblada. Pero la semillita no se rindió. Con cada nuevo platanazo lo intentaba con más fuerza, a pesar de que sus compañeras le suplicaban que dejase de hacerlo y esperase a que no hubiera peligro. Y así, durante días, semanas y meses, la plantita sufrió siempre el ataque de los monos que trataban de parar su crecimiento, doblándola siempre por la mitad. Sólo algunos días conseguía evitar todos los plátanos, pero al día siguiente, algún otro mono acertaba, y todo volvía a empezar. Hasta que un día no se dobló. Recibió un platanazo, y luego otro, y luego otro más, y con ninguno de ellos llegó a doblarse la joven planta. Y es que había recibido tantos golpes, y se había doblado tantas veces, que estaba llena de duros nudos y cicatrices que la hacían crecer y desarrollarse más fuertemente que el resto de semillas. Así, su fino tronco se fue haciendo más grueso y resistente, hasta superar el impacto de un plátano. Y para entonces, era ya tan fuerte, que los pequeño monos no pudieron tampoco arrancar la plantita con las manos, y allí continuó, creciendo, creciendo y creciendo. Y, gracias a la extraordinaria fuerza de su tronco, pudo seguir superando todas las dificultades, hasta convertirse en el más majestuoso árbol de la selva. Mientras, sus compañeras seguían ocultas en en el suelo,. Y seguían como siempre, esperando que aquellos terroríficos monos abandonaran el lugar, sin saber que precisamente aquellos monos eran los únicos capaces de fortalecer sus troncos a base de platanazos, para prepararlos para todos los problemas que encontrarían durante su crecimiento. Moraleja: Por mucho que la vida te dé golpes y te ponga trabas.....levantate y sigue adelante, Tu puedes!!!! Besos Enormes y un Fuerte Abrazo para todos los que leeis mis cuentos. .
Autor Desconocido.

16 comentarios:

  1. Pues me encantan estos cuentos con enseñanzas sabías. Aquí nos enseñas a no amedrentarnos por las viscisitudes de la vida y ser siempre pujantes sobre todo en los malos tiempos, que ello lejos de hacernos daño nos fortalece ¿Y por qué pones autor desconocido? ¿Los cuentos no los escribes tú? Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hermoso cuento mi querida Yesi.Siempre nos traes grandes reflexiones.
    Un beso fuerte.
    Morgana.

    ResponderEliminar
  3. Hola Yesi, tienes un regalo en el blog de premios, es para ti, cuando puedas lo recoger...gracias siempre..

    ResponderEliminar
  4. las semillas ke sienbras son fertiles,llenas de dulzura cariño y amistad,esa es la verdadera sustancia dela semilla la ke tu cultivas,muakkkkkkkkkk preciosa

    ResponderEliminar
  5. Que sabia moraleja Yesy, es verdad que en esta vida se aprende de los golpes que de ella recibes y eso nos hace ser más fuertes.
    Me ha encantado este cuento, la lucha de esa semilla tan pequeña por seguir y seguir, hasta conseguir su propósito, a pesar de los platanazos recibidos no decayó en su empeño y su premio fue llegar ha ser el árbol más grande y bello.

    Un besote enorme amiga.

    ResponderEliminar
  6. Me gustó el cuento yesi!,real como la vida misma.

    Saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  7. Precioso cuento Yesi.
    Me gustan mucho los cuentos con moraleja.Aparte de lo bonito o entretenido que puedan llegar a ser la moraleja que encierran es como una joya secreta la cual hay que descubrir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy edificante, una verdadera lección de vida y superación personal. Como tendemos a ser cautos, para no decir cobardes, acabamos siendo semillitas sin desarrollar.
    Buen cuento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola querida Yesi, que gran muestra de coraje y que lección para sus compañeras. No hay que darse por vencido, la vida merece la pena vivirla sin esconderse uno de nadie e ir con la cabeza bien alta.

    Que tengas un buen día querida mía, besitos azules muassssss

    ResponderEliminar
  10. Hola! me encanto su pagina!!

    Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

    Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

    Suerte con su web!
    Ana Maria

    ResponderEliminar
  11. Son los golpes y no las caricias, los fracasos y no los éxitos, los que forjan nuestro carácter.

    Una buena moraleja, Yesi.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. así es, excelente mensaje. excelente tu cuento.
    besos

    ResponderEliminar
  13. holaaa yesi cielo vengo en la noche y no tengo tiempo para leer tu blog porque se lleva tu tiempo y te prometo que iré leyendo tus entradas no me gusta ver un blog donde los comentarios son tan necesarioss feliz noche besitosssss

    ResponderEliminar
  14. Bonito cuento con enseñanza a bordo, el que persevera alcanza y quien no arriesga un huevo no saca un pollo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Muchas Gracias por Vuestra visita es todo un honor para mi teneros por aqui

    Un Millon de Dulces Besos para tod@s mis Tesoros♥

    ♥Yesi♥

    ResponderEliminar
  16. Moraleja no te dejes vencer intentalo
    Me ha gustado mucho
    Un besote guapa

    ResponderEliminar

Dejame tu Comentario Tesoro, Te lo Agradezco Enormemente, Ya que este Espacio se Alimenta de Ti.

Te Espero Pronto.

Besos Voladores y un Fuerte Abrazo.

 
Espero que te haya gustado, ¡Hasta pronto!
Escritorio | Edicion Entradas | Edicion Páginas | Diseño | Edición HTML
Blog adaptado por